POR CLAUDIO JAIME M.

Continuando con las recomendaciones para hacer una mudanza de forma eficaz y económica, recordaremos que cambiarse de domicilio resulta frecuentemente una experiencia que afecta tanto nuestro estilo de vida como el bolsillo.

Algunos de los materiales para proteger artículos frágiles los puede encontrar en papelerías, tiendas de descuento por mayoreo de materiales para oficina, entre otros.

-Plástico burbuja: Este tipo de material de embalaje lo podrá encontrar desde papelerías o en tiendas de venta al mayoreo éste último es recomendable porque podrá elegir la cantidad de rollos que necesitará, principalmente para artículos frágiles como espejos, cubiertas de cristal o algunos muebles. Los daños ocasionados por el traslado de sus muebles pueden deteriorar su apariencia o dejarlos inútiles, por lo que es mejor prevenir cualquier daño con el material protector adecuado y así podrá conservarlos más tiempo.

ORGANÍCESE

-Calcule bien el tiempo: Desde que decidió cambiarse de casa hasta el día en que llegará el camión de la mudanza, o el vehículo que use para el traslado, deberá distribuir o programar el tiempo para que no queden cosas sin guardar, ya que el servicio de mudanza no las recibirá así, o en caso de que use su propio transporte correrá el riesgo de dañarlas.

-Prevea las maniobras para sacar sus muebles: Antes de sacar sus muebles deberá considerar las maniobras para sacarlos dependiendo de su tamaño, recuerde que artículos como lavadora, refrigerador, sillones, bases de colchones, entre otros, en ocasiones retrasan la maniobra de carga a la mudanza debido al ancho de las puertas, pasillos y/o escaleras, informe por adelantado al contratar la mudanza las características de los muebles y de la casa o departamento, en que piso se encuentra, disponibilidad de escaleras o elevador, esto podría alterar el costo de la mudanza.

-Revise las letras pequeñas: En caso de que contrate los servicios de una mudanza revise muy bien los términos del contrato en cuanto a los tiempos para recibirla, de forma genérica a sus muebles y demás objetos personales se le conoce como “menaje”.

Una vez revisado y realizado el contrato ponga atención para que defina con exactitud cuándo llegarán por su menaje, cuánta gente las cargará, (estibadores o cargadores) cuánto tiempo tardará el traslado, cuándo lo entregarán en el destino, quién lo recibirá en caso de no ser usted mismo y las restricciones en caso de haberlas.

Las restricciones más comunes son, por ejemplo, la imposibilidad de trasladar cajas usadas con anterioridad para almacenar huevos y macetas con plantas, esto en razón a la normatividad fitosanitaria en México para evitar la propagación de enfermedades que afectan a las plantas, cultivos varios y animales de granja.

También se recomienda que después que los estibadores o cargadores han hecho su trabajo, y dependiendo de la calidad con que lo hayan realizado, se les entregue una propina que puede rondar entre los 100 o 200 pesos, en promedio a cada uno, pregunte por el pago a cargadores y decida de acuerdo con su presupuesto.

-Identifique al responsable del transporte: Cada servicio de mudanza tiene un encargado al que deberá entregar un inventario que usted mismo debió elaborar por duplicado y donde se detalle la cantidad de cajas y la descripción de los muebles.

En el inventario figurará su firma entregando y la del encargado recibiendo el menaje. Una vez que cada uno tiene sus respectivas copias del inventario el traslado puede iniciar. Existen compañías que cuentan con sus propios formatos, pero en caso de que no sea así deberá elaborar su propio inventario tanto por razones de seguridad, como por conveniencia de ambas partes.

Cambiarse de casa no siempre es una experiencia grata, ya que representa esfuerzo físico que puede llevar al agotamiento y una larga lista de preocupaciones, espero que con estos consejos esa experiencia le sea más llevadera y le ahorre cansancio y dinero.

Y recuerde, No gaste Mas de lo que Gana.