El titular de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aseguró que el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en Texcoco, no rebasará los 100 mil millones de pesos, e incluso el monto podría ser menor.

En declaraciones a la prensa, tras una reunión de diputados de Morena con presidentes municipales de Oaxaca, comentó que se invirtieron 60 mil millones de pesos en la obra, más una cantidad de alrededor de 40 mil millones de pesos en insumos ya adquiridos

“Todavía estamos en negociación con los contratistas, pero estimamos que (el costo) de ninguna manera pasará de esos 100 mil millones de pesos y, muy probablemente, sea menos”, externó.

Respecto al pago de la deuda adquirida, en marzo de 2018, con los tenedores de bonos de la Fibra E, por un monto de 30 mil millones de pesos, explicó que se logró una negociación “exitosa” para liquidar anticipadamente dicho adeudo, cuyo mecanismo tenía “candados” para saldar el crédito antes de tiempo.

“Entonces, se van a pagar este fin de semana los 30 mil millones de pesos de la fibra, más los intereses devengados que son alrededor de 4 mil millones de pesos”.

Jiménez Espriú indicó que los recursos de la Fibra no eran necesarios, porque en ese entonces “se tenía dinero en caja”; sin embargo, se solicitaron con intereses “altísimos” del 10 por ciento real anuales.

“(El dinero) se metió al banco, porque no había forma de gastarlo (en ese tiempo), todavía había dinero de los bonos anteriores; y eso (los recursos) en el banco producía pequeños intereses y pagábamos altos intereses; era una Fibra cara e innecesaria”, apuntó.

Aseguró que por esta negociación de pago anticipado, las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) no tendrán pérdida alguna.