La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) detuvo las actividades de construcción y realizó la reposición de sellos de clausura en dos proyectos previamente clausurados, al verificar el incumplimiento a las medidas de seguridad impuestas, por lo que presentará sendas denuncias penales por graves afectaciones ambientales, contra quien resulte responsable; además de clausurar una construcción inicial, por no contar con las autorizaciones en materia de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en terrenos forestales que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Como parte de las acciones de respuesta inmediata que lleva a cabo para la protección de los recursos naturales, la dependencia federal realizó un operativo de inspección y verificación de las medidas de seguridad impuestas, en diversos proyectos inmobiliarios que se ubican en el municipio de Valle de Bravo, Estado de México.

En el primer caso, además de suspender todas las actividades de construcción, se realizó la reposición de sellos de clausura en el desarrollo denominado “Agua Bendita, Jäptehé”, ubicado en el paraje Casa Blanca, dentro de la zona “Velo de Novia”, al verificar el incumplimiento a la medida de seguridad impuesta durante visita de inspección previa por no contar con la autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

Con la reposición de los sellos de clausura y la presentación de las denuncias penales por el quebrantamiento de sellos oficiales, se cancela de manera efectiva el desarrollo inmobiliario “Agua Bendita, Jäptehé”, aplicando de manera enérgica la normatividad ambiental vigente, a fin de detener la tala de árboles y el impacto ambiental ocasionado en esta zona, así como sancionar de manera ejemplar y efectiva a los responsables de los delitos ambientales de mérito.

La clausura a este proyecto se efectuó en atención a diversas denuncias ciudadanas que solicitaron la intervención inmediata de la PROFEPA, ante la intención de edificar viviendas de alta plusvalía en 33 lotes, a costa de la perdida de importantes superficies de vegetación forestal en Valle de Bravo y un considerable impacto al ecosistema del lugar.

Durante la visita de verificación se constató el retiro de la lona de clausura colocada por la delegación de PROFEPA en la entidad, así como la detección de obras nuevas consistentes en la construcción de una barda, la apertura de una zanja perimetral para la edificación de muros, actividades de mantenimiento de cisternas y la remoción de vegetación arbustiva y herbácea, que afectaron una superficie de 0.67 has. El total de la superficie del predio es de 2.84 has.

En el segundo proyecto también se suspendieron los trabajos y se realizó la reposición de sellos de clausura en el desarrollo denominado “El Jacalón”, ubicado en la región de Acatitlán, al verificar que continuaban las actividades de construcción consistentes en trabajos de soldadura de estructuras metálicas para edificación de oficinas, constatando el incumplimiento a la medida de seguridad impuesta durante visita de inspección previa, por no contar con la autorización en materia de impacto ambiental.

 

La superficie afectada en este desarrollo es de 300 m2, en un predio cuya superficie total es de 3 has. Por la violación de los sellos de clausura y el incumplimiento de las medidas de seguridad en el proyecto denominado “El Jacalón”, también se presentarán las denuncias penales y querellas correspondientes.

La tercera acción corresponde a una inspección realizada en la Calle Vega de las Fuentes donde se detectó la construcción de una casa habitación a cargo de la empresa; “7 KAT S.A. de C.V.”, sin contar con la autorización en materia de impacto ambiental que emite la SEMARNAT, por lo que se determinó imponer la clausura total temporal de las actividades.

Durante la visita de inspección se observaron trabajos de nivelación, despalme y extracción de suelo natural para llevar a cabo la construcción de un primer nivel de casa habitación con muros y loza, así como la remoción de vegetación.

La afectación derivada de las actividades descritas corresponde a una superficie de 700 m2. La superficie total del predio donde se desarrollan los trabajos es de 2 mil 500 m2.

Es conveniente mencionar que los proyectos de referencia se encuentran en las inmediaciones y zona de influencia del Área Natural Protegida (ANP) de competencia federal con categoría de Área de Protección de los Recursos Naturales denominada “Zona Protectora Forestal Cuencas de los Ríos Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec”, y se ubican en terrenos eminentemente forestales.

Por tal motivo es necesario contar previamente con las autorizaciones en materia de impacto ambiental así como de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, antes de llevar a cabo cualquier tipo de obras y actividades que impliquen afectación a los recursos naturales.

La importancia de los ecosistemas forestales radica en ser valiosos espacios donde se generan servicios ambientales tales como; la infiltración de agua, generación de oxígeno, captura de carbono, regulación térmica y hábitat de la biodiversidad.

La PROFEPA refrenda su compromiso de mantener la vigilancia permanente de la zona boscosa de Valle de Bravo, a fin de garantizar la protección efectiva de los recursos naturales presentes en la región, con la aplicación enérgica de la ley, con el objeto de hacer efectiva la procuración de justicia ambiental e imponiendo las sanciones necesarias de manera ejemplar a los responsables de los ilícitos ambientales de mérito.