En 1994 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 22 de mayo el Convenio Internacional de la Diversidad Biológica, como Día Internacional de la Diversidad Biológica. Este término hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que la conforman. Desde el comienzo de la agricultura, hace unos 10.000 años, y hasta la revolución industrial de los últimos tres siglos, se han modificado los paisajes en una escala cada vez más grande e irreversible. Los antiguos métodos de recolección están siendo sustituidos por tecnologías más intensivas, a menudo sin ningún tipo de control que evite la sobre-recolección. Según la ONU Cada día aumenta la degradación del medio ambiente, y ello puede traducirse luego en el declive de las economías locales y las sociedades a las que sustenta.

Inicialmente, en 1995, se había designado que esta celebración tendría lugar el día 29 de diciembre para coincidir con la fecha en la cual entró en vigor el Convenio sobre la Diversidad Biológica, pero se decidió luego la fecha del 22 de mayo porque es más conveniente para muchos países, para planificar y llevar a cabo celebraciones.

Los bienes y los servicios esenciales de nuestro planeta dependen de la variedad y la variabilidad de los genes, las especies, las poblaciones y los ecosistemas. Los recursos biológicos nos nutren, nos visten y nos proporcionan alojamiento, medicamentos y sustento espiritual. Los ecosistemas naturales de los bosques, las sabanas, las praderas y los pastizales, los desiertos, las tundras, los ríos, los lagos y los mares contienen la mayor parte de la biodiversidad de la Tierra. Las tierras de los agricultores y los jardines son también de gran importancia como reservas, en tanto que los bancos de genes, los jardines botánicos, los parques zoológicos y otras reservas de plasma germinal aportan una contribución pequeña pero importante. El actual empobrecimiento de la biodiversidad es en gran parte resultado de la actividad humana y constituye una grave amenaza para el desarrollo humano.