El Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” explicó que el juez que determinó sentenciar a seis defensores de San Pedro Tlanixco a prisión —a más de 50 años por defender el derecho al agua— desestimó su condición como integrantes de un grupo indígenas nahua del país.

Su presidente, José Antonio Lara Duque resaltó que dicho impartidor de justicia explicó “el juez se refiere que no son del todo indígenas porque estudiaron. Ellos refirieron haber ido a la primaria y a la secundaria y entonces esos conocimientos —dice el juez— evidencian que tuvieron acceso a la cultura”, explicó.

Durante el “Foro por la defensa del agua y los seis de Tlanixco”, llevado a cabo en el Museo de la ciudad de México, el abogado dio a conocer que incluso se acusó a un integrante del pueblo de San Pedro Tlanixco que había muerto hace un año atrás.

“Esta condición es una calificación muy grave y criminal dentro de las estructuras del Poder Judicial en México, incluso, la misma Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) detectó violaciones al debido proceso en este caso”, dijo.

Lara Duque recordó que diversas relatoras especiales de la ONU coadyuvaron “de manera inédita” a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) sobre un análisis al caso de seis indígenas presos de San Pedro Tlanixco por defender su derecho al agua.

“El informe manifiesta al Estado mexicano su preocupación por criminalizar a este grupo de indígenas nahuas de San Pedro Tlanixco que hoy se encuentran privados de su libertad con sentencias que rebasan los 50 años de prisión, por defender el derecho al agua”, manifestó.

En dicho foro participó la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH); Francisco López Bárcenas, historiador y escritor; así como Hermann Bellinghausen, periodista y escritor; foro que moderó Gloria Muñoz Ramírez, columnista del diario La Jornada.