La renuncia de Margarita Zavala ha movido el tablero de las elecciones en México. Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, y José Antonio Meade, de Todos por México, han sido los primeros en reaccionar a la dimisión de Zavala y han salido a la conquista de los apoyos políticos y los electores de la candidata independiente. A menos de 50 días de las elecciones, la aspirante sin partido nunca logró rebasar el 4% de la intención de voto, de acuerdo con la mayoría de las encuestas, pero esa fracción de votantes puede ayudar a Anaya y a Meade a recortar distancias respecto del puntero Andrés Manuel López Obrador.

Anaya ha calificado a la exprimera dama como una “mujer valiente y de principios” y ha lanzado un guiño a su campaña. “Sus aportaciones al país y, en particular, a esta contienda electoral han sido muy valiosas. A ella y a su equipo, todo mi reconocimiento”, ha escrito este miércoles el expresidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en su cuenta de Twitter.

LEER MÁS EN: