El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como parte del Plan contra el robo de combustible, se logró frenar el sabotaje al ducto Tuxpan-Azcapotzalco, lo que contribuirá a acelerar el restablecimiento del sistema de distribución.

Dados los resultados positivos de la estrategia, anunció que se mantendrá e intensificará la vigilancia de ductos.

Actualmente 5 mil 92 integrantes del Ejército, la Marina y la Policía Federal se encuentran en las tareas de resguardo.

Durante el reporte integral que ofreció junto con integrantes del Gabinete Legal y Ampliado, el presidente dio a conocer que se incorporarán al operativo mil elementos de las policías Federal y Ministerial que trabajaban para funcionarios o particulares de la anterior “política de influyentismo”.

Asimismo, destacaron que se han congelado las cuentas bancarias vinculadas al robo de combustible; existe reporte de 10 mil millones de pesos ‘blanqueados’ al sistema financiero nacional y fueron asegurados 4.5 millones de barriles que a su vez se devolvieron a Pemex.

El presidente afirmó que se respetará el debido proceso de las personas que están sujetas a investigación.

Sostuvo que se encuentra a la espera de que las y los legisladores aprueben a la brevedad la iniciativa de ley para convertir en delito grave la corrupción y el robo de combustibles.