El Frente Frío Número 29 y la masa de aire de origen ártico también originarán ambiente de muy frío a gélido en el norte, el noreste y el oriente del país; temperaturas inferiores a -5 grados Celsius en sierras de Baja California, Sonora, Chihuahua y Durango; de -5 a 0 grados Celsius en montañas de Zacatecas, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Veracruz, y de 0 a 5 grados Celsius en zonas elevadas de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro.

Se prevén bancos de niebla en el norte y el oriente del país, evento de Norte con rachas superiores a 80 km/h en las costas del Golfo de México, rachas mayores a 100 km/h durante la noche en el Istmo y el Golfo de Tehuantepec, así como oleaje elevado de 2 a 5 metros en ambos litorales.

En Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí se estiman posibles tolvaneras y ráfagas de viento superiores a 80 km/h, así como rachas mayores a 50 km/h en la Península y el Golfo de California.

Tormentas puntuales intensas se pronostican para el sábado en Tabasco y Chiapas, muy fuertes en zonas de Veracruz, Oaxaca y Campeche, fuertes en áreas de Puebla, chubascos en sitios de Tamaulipas, Querétaro, Hidalgo, Yucatán y Quintana Roo, así como lluvias aisladas en San Luis Potosí, Guanajuato, Estado de México, Ciudad de México y Michoacán, mismas que podrían ser con actividad eléctrica y granizo.

Durante el invierno, se recomienda a la población tomar precauciones debido a que los bancos de niebla y neblina podrían reducir la visibilidad e influir en el tránsito de vehículos, usar adecuadamente las luces del automóvil y respetar los señalamientos de tránsito, así como abrigarse, hidratarse y brindar especial atención a niños y personas enfermas y de la tercera edad.